23 ene. 2012

Posted Publicado por José Ramón González en , , Comments Sin comentarios


Ismael Barraso Franco es un joven pintor extremeño nacido en Valencia del Ventoso (Badajoz) en 1986. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, ha recibido entre otras distinciones el Primer Premio del Concurso de Pintura al Aire Libre "De la Luna al fuego" de Zafra (2007), Mención de Honor en el Certamen de Pintura de la Feria Internacional Ganadera de Zafra (2009), Beca de la Academia de San Quirce de Segovia (2009), Mención de Honor en el Certamen de Pintura "Francisco de Zurbarán" de Fuente de Cantos (2010). Actualmente muestra su exposición "Tiempo de nieve" en la sala Vaquero Poblador de la Diputación Provincial de Badajoz (c/ Obispo San Juan de Ribera, 6. Badajoz).


JOSÉ RAMÓN GONZÁLEZ


¿Cuándo comenzó tu historia de amor con la pintura?
Desde muy pequeño he tenido inquietudes artísticas. Siempre me recuerdo dibujando, pintando, yendo a talleres de pintura y manualidades. Cuando fui haciéndome un poco más mayor me dí cuenta que era algo a lo que quería dedicarme. Tanto fue así que al terminar la E.S.O., con 16 años, decidí irme a Badajoz a realizar al Bachillerato Artístico y desde entonces sabía que acabaría estudiando Bellas Artes.


¿Cómo definirías tu estilo?
El tipo de pintura que yo planteo es una pintura figurativa, gestual, directa, intensa, que capta una mirada envolvente a la par que sugerente, generando una serie de veladuras y empastes que enriquecen la obra.

Mis composiciones suelen ser atrevidas, predominando las panorámicas, los horizontes altos, los contrapicados. La gama de color que utilizo suelen tender hacia los tonos grises pero con gran variedad cromática. En cierto modo creo que me encuentro inmerso en un periodo de búsqueda constante y que lo que más me interesa es ahora pintar y pintar.


¿Cuáles son los artistas que más te han influido?
Mi pintura bebe de muchas corrientes artísticas, predominando el gusto por una pincelada flexible y rotunda. De ahí que me interese la pintura de Cezanne, Sorolla, Velázquez, en cuanto a lo que a técnica se refiere.

Actualmente hay dos artistas que han tocado la temática de la nieve y que en cierto modo han influido en mi obra. Se trata de Santiago Ydañez y de Guillermo Sedano. Otros artistas que también me llaman mucho la atención son Alex Kanevsky, por sus maravillosos paisajes y su pincelada suelta y fragmentada, y Jenny Saville, con esos desnudos tan impactantes y cargados de materia.


¿Tienes algún pintor extremeño como referente?
Siempre me ha llamado la atención la obra de Godofredo Ortega y Muñoz y sus distintas interpretaciones del paisaje. Me quedo tanto con su pincelada jugosa y vibrante como con su gama de colores. En concreto hay varios cuadros de este pintor que me llaman mucho la atención, y no solo por la temática de la nieve, sino por la forma en la que están tratados, como Deshielo o Pirineos.



En tu localidad natal, Valencia del Ventoso, has ganado premios de fotografía y has realizado el logotipo del periódico local. También pintaste la cúpula de la Iglesia de Ntra. Sra. De la Esperanza… ¿Te sientes profeta en tu tierra?
Uno siempre siente afecto a la tierra que le ha visto nacer y crecer. La verdad es que la gente se involucra mucho conmigo y en cierto modo se sienten orgullosos de que las cosas me estén empezando a ir bien.

Desde muy pequeño he conseguido algunos premios en concursos de christmas, carteles de Carnaval y demás certámenes que organizaban las distintas asociaciones del pueblo. Poco a poco fui dándome a conocer de este modo, hasta acabar haciendo encargos a particulares y trabajos de otra envergadura como fueron la cúpula de la iglesia de Ntra. Sra. De la Esperanza y uno de los cuadros para el retablo de la Ermita de Ntra Sra. del Valle.


¿Te resultó difícil trasladarte a Sevilla para cursar Bellas Artes?
No me resultó nada difícil, es más, creí que tanto por la cercanía con Extremadura como por el tipo de clima me iba a resultar fácil adaptarme.

En un principio iba a realizar la carrera de Bellas Artes en Salamanca, ya que conseguí pasar la prueba de acceso. Una vez matriculado y con las asignaturas elegidas me llamaron para decirme que me habían aceptado en la universidad de Sevilla. Y me dio una corazonada al visitar la facultad. Algo me decía que debía quedarme allí y hasta día de hoy no me he arrepentido en absoluto.


Si hubiera existido facultad de Bellas Artes en la Universidad de Extremadura, ¿te habrías quedado aquí?
Pues posiblemente sí, aunque no sabría contestar con total seguridad. Me suelo mover mucho por sensaciones, si la facultad me hubiera dado buenas vibraciones pues seguramente hubiera acabado aquí.


En 2009 recibiste la prestigiosa beca “Pintores Pensionados del Palacio de Quintanar” de la Academia de San Quirce en Segovia, ¿qué supuso para ti la experiencia?
La verdad, para mí hasta día de hoy ha sido una de las experiencias más completas que he vivido. El haber compartido afición y dedicación con 25 personas con las mismas inquietudes artísticas y el trato recibido hicieron de esta beca un mes para recordar en todos los sentidos.


Oportunidades de este tipo no hay muchas ya que son numerosas las personas que se inscriben para realizar estas becas y el haber sido elegido para ello fue una grata sorpresa. Tantas fueron las ganas de repetir otra experiencia de este tipo que al año siguiente presenté un proyecto para la Beca de Paisaje de Mondaríz. Me preseleccionaron pero me quedé a las puertas como reserva número uno.

Estás exponiendo actualmente en la sala Vaquero Poblador de la Diputación de Badajoz con el título “Tiempo de nieve”, ¿qué podemos encontrar en la muestra?
“Tiempo de nieve” es una frase que condensa muy bien la esencia de está exposición, formada por 17 cuadros realizados en acrílico sobre lienzo y sobre madera. En la serie podéis observar dentro de la misma temática algunas variantes que van desde una máquina quitanieves o un bosque, hasta un lago o una montaña nevada.


La gama de colores tiende hacia los grises, los verdes, los azules, casi siempre mezclados con blanco. En cuanto a la factura, se trata de una pincelada suelta, siendo en algunos casos más sintética y otros más analítica. En los últimos cuadros se puede observar un paisaje más montañoso, con una gama más azulada.

¿Cómo surgió exponer allí?
Hace más de un año presenté un dossier con un proyecto y una serie de obras. Me llamaron al poco tiempo pero tuve que retrasar la oferta, ya que me encontraba realizando un master y no podía dedicarle todo el tiempo que quería. De modo que nuevamente volvieron a contactar conmigo y ya fue cuando acepté la oferta.


La parte más conocida de tu obra son los paisajes, ¿sientes especial predilección por este género?
Esto es algo curioso ya que antes de cursar la asignatura de paisaje en la Facultad de Bellas Artes me dedicaba a pintar retratos, desnudos y bodegones. Sólo pintaba algún paisaje por encargo o en concursos de pintura rápida.


No sé si fueron los días que pasé pintando en contacto con la naturaleza en los Reales Alcázares en Sevilla o la beca de paisaje en Segovia, pero empecé a tener cada vez más inquietudes hacia este género y a día de hoy es lo que hago en mi obra más personal.


¿Qué crees que puede aportar el paisaje, siendo uno de los géneros pictóricos más antiguos, al arte actual?
El paisaje es un fiel reflejo del modo en que vivimos. Como decía Oteiza "a formas distintas de hombre corresponden distintas interpretaciones del paisaje". La pintura actual se encuentra sumergida en una profunda vorágine de estilos, técnicas y tendencias.


Hay diferentes formas de acercarse y observar el paisaje, como puede ser la emoción, la reflexión o el conocimiento. Creo que el paisaje siempre puede aportar cosas nuevas al arte, es como un escenario en el que constantemente se están realizando cambios. Gracias al arte, hemos podido observar su evolución, de tal modo que si el mundo sigue evolucionando, el paisaje irá alterándose a la par. Por lo tanto la pintura de paisaje seguirá experimentando también esos cambios.

¿Cómo ves el panorama artístico actual en Extremadura?
Creo que cada vez hay más movimiento artístico dentro de la región. Se convocan más premios de pintura, hay más salas de exposición, hay proyectos como Aupex y becas para jóvenes creadores como la Zurbarán, para dar a conocer a jóvenes artistas extremeños.


Para terminar, ¿cuáles son tus próximos proyectos?
Tengo varias cosas en mente aunque hay que acabar de pulir esas ideas para poco a poco ir dándoles forma. Por lo pronto seguir pintando, seguir buscando nuevas ideas, leer mucho y sobre todo ver, observar. ¿Y por qué no? También en cierto modo absorber.



*Publicado originalmente en El blog de José Ramón González

0 comentarios :

Publicar un comentario