8 ene. 2014

Posted Publicado por José Ramón González en , , Comments 1 comentario

Hoy traigo al blog uno de los ejemplos más conocidos de la arquitectura modernista en Badajoz: la popular Casa Álvarez, situada en la Plaza de la Soledad nº 11. El inmueble comenzó a construirse en 1914 como vivienda plurifamiliar tras el derribo de tres edificaciones populares que ocupaban los números 12, 13 y 14 de la plazuela -que ya despuntaba como zona comercial- y fue finalizado en 1915.




El proyecto se atribuye a Adel Pinna, maestro de obras sin título de arquitecto a quien también se considera autor o colaborador de otros hitos arquitectónicos del casco histórico como La Giralda, Las tres campanas, la Casa Álvarez-Buiza, el antiguo Garaje Pla, las casas Ramallo de las calles Meléndez Valdés y Gómez de Solís, la casa regionalista de la calle Arco Agüero o la modernista de la Plaza de la Soledad número 13

La Casa Álvarez consta de cuatro plantas y está dividida en tres cuerpos, siendo el central más ancho. La distribución de huecos de ventanas y puertas sigue todavía modelos tradicionales pero la forma que éstos adoptan es claramente modernista e innovadora, predominando el uso de la curva. En los cuerpos laterales destacan dos miradores dobles decorados con motivos cinegéticos -señalando probablemente el gusto del propietario por la caza- que quedan coronados por dos balcones en la última planta.


El cuerpo central consta de tres balcones adornados con rejerías en la primera planta; balcón continuo en la segunda; y tres ventanas en el tercero, que queda rematado por un friso de formas curvas en cuya parte central aparece una moldura con las iniciales de Juan Álvarez, propietario original del inmueble. En general es muy destacado el uso de la decoración en la fachada de este interesante edificio, como demuestra todo el programa de molduras, fajados, pilastras, volutas y rejería, heredero del modernismo francés.

En la actualidad el inmueble goza de buen estado y continúan utilizándose las viviendas. La planta baja está ocupada desde hace décadas por la conocida tienda de deportes García Hierro. La fachada ha sido remozada en época reciente, al igual que el pavimento y mobiliario urbano de la plaza, devolviendo a la Casa Álvarez, y a la zona, parte de la elegancia de antaño.

Bibliografía:
·Guía artística de la ciudad de Badajoz. Carmen Araya y Fernando Rubio. Diputación Provincial de Badajoz. 2003
·Catálogo de elementos de interés histórico artístico y ambiental de la ciudad de Badajoz. Tomo 3. Arquitecto Director: Julián Prieto. 2003

·Guía de arquitectura de Badajoz 1900-1975. José-Manuel González González. Junta de Extremadura. 2011

1 comentario :

  1. Bellísima, la Casa Álvarez; chic, elegante, encantadora, con personalidad. No he tenido la suerte de visitarla en su interior, pero por las fotografías que aparecen en varias páginas web, podemos comprobar que es magnífica. Un hermoso edificio y un monumento histórico-artístico de gran valor en nuestra Badajoz. ¡Feliz cumplesiglo, Casa Álvarez!. Gracias, José Ramón, por mostrarnos siempre la cara más bella de esta querida ciudad.

    ResponderEliminar