6 mar. 2014

Posted Publicado por José R. González en , , Comments Sin comentarios

El Palacio de los Duques de Feria es un edificio renacentista enclavado en el recinto de la Alcazaba Árabe de Badajoz. El edificio original fue mandado construir a finales del s.XIV o principios del XV por Lorenzo Suárez de Figueroa, Gran Maestre de la Orden de Santiago, a quien se le atribuye la creación de al menos una docena de palacios. Posteriormente pasó a los Duques de la Roca, nombre por el que también es conocido. Ha sufrido diversas transformaciones y restauraciones a lo largo de los siglos, correspondiendo su aspecto actual, probablemente, con las obras llevadas a cabo en 1631. 

Su fisonomía corresponde a la de las casas-fuertes tan comunes en otras ciudades extremeñas como Cáceres, Trujillo o Plasencia pero siendo la única muestra que perdura en Badajoz. Es de estilo renacentista con gran influencia del mudéjar, ya tardío, como demuestran las ventanas en alfiz. Está construido en mampostería de piedra, empleándose también el ladrillo -sobre todo en ventanas- y sillares de refuerzo en las esquinas.



Tiene planta trapezoidal y cuatro potentes torreones en las esquinas. La fachada principal presenta una portada de arco conopial sobre la que se desarrolla un gran arco rebajado de doble rosca con balcón corrido. Como curiosidad destacar que en la fachada se encuentran prácticamente camufladas las figuras de un cangrejo y también de un dragón devorando a un hombre. En el interior destaca un precioso claustro de estilo mudéjar, de gran semejanza al del Monasterio de Tentudía en Calera de León (Badajoz). 

El Museo:
Tiene su origen en la Comisión Provincial de Monumentos de Badajoz. Estos organismos comienzan a crearse en las capitales de provincia españolas por Real Orden de 13 de junio de 1844 del Ministerio de Gobernación que promulgaba "que habrá en cada provincia una Comisión de Monumentos Históricos y Artístico compuesta por cinco personas inteligentes y celosa por la conservación de nuestras antigüedades". La Real Orden fue reproducida íntegra en el diario Gaceta de Madrid de fecha 21 de junio de 1844.

La misión principal de esta Comisiones era la conservación de monumentos y hallazgos arqueológicos. Toda las Comisiones Provinciales dependían de una Central -situada en Madrid- y eran, en cierto modo, una representación de las Academias (Real de Historia y de Bellas Artes de San Fernando) en las provincias.    

La Comisión Provincial de Monumentos de Badajoz fue creada en 1867 y tuvo como uno de sus principales objetivos la creación de un museo que albergara el material arqueológico que se fuera descubriendo en la provincia. Este pequeño museo inicial, que albergaba escasos fondos, se convertiría con el tiempo en el actual Museo Arqueológico Provincial de Badajoz.

Sus primeras instalaciones fueron varias dependencias del Palacio de la Diputación y su primer director fue Tomás Romero de Castilla, que publicó un primer inventario en 1896. Posteriormente le sucedió en el cargo Antonio del Solar, que revisó en diversas ocasiones la colección del museo. 

En 1938 el Museo de incorpora por orden ministerial de 13 de octubre al servicio Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, trasladándose su colección en diciembre de ese mismo año al edificio de La Galera, histórico inmueble del siglo XVI adosado a la Torre de Espantaperros. En 1969, viendo que el escaso espacio de La Galera resulta insuficiente, se inician gestiones con el Ayuntamiento de Badajoz para la cesión del Palacio de los Duques de Feria o Duques de la Roca, que presentaba un estado de ruina.


En 1972 comienzan las obras de restauración del palacio, dirigidas por Menéndez Pidal, arquitecto de la Dirección General de Bella Artes. El edificio sufre una profunda transformación, siendo reconstruidas la mayor parte de tres de las cuatro torres y el claustro. Menéndez Pidal fallece en 1979, continuando su labor el arquitecto Antonio Riviere. Desgraciadamente, la escasez de espacio del edificio de La Galera y la dilatación de los trabajos de restauración del palacio obligaron a cerrar el museo desde 1978 a 1989.

El Museo Arqueológico Provincial de Badajoz fue reinaugurado oficialmente el 25 de febrero de 1989, cumpliéndose en estos días el 25º aniversario de su reapertura. Su colección actual, formada por más de 15.000 piezas, abarca la Prehistoria, Protohistoria, épocas romana, visigoda y árabes hasta el medievo cristiano. El museo cuenta además con la mejor biblioteca de arqueología de la región, con más de 5.000 volúmenes.


Bibliografía:
·Badajoz, mucho que ver. Asociación Amigos de Badajoz. Tecnigraf. 2004.
·Guía Artística de la ciudad de Badajoz. Carmen Araya y Fernando Rubio García. Diputación Provincial de Badajoz. 2003.

·Red de Museos de Extremadura. Varios autores. Junta de Extremadura, Editora Regional de Extremadura. 1998.
·El Museo Arqueológico de Badajoz: situación previa a su montaje definitivo. María Coronada Domínguez. Bol. Anabad, T. XXXVIII, número 3. 1988.

Fotografía de la sala del Museo: Agrega

0 comentarios :

Publicar un comentario